Opinión

No son Peledeista

Estuve ahí cuando se decidió fundar el PLD, su diseño, estructura, métodos y objetivos fundacionales. Ocupó un espacio de tiempo definir todo eso. Empezó cuando estábamos en el PRD, antes de renunciar a éste y luego de celebrado formalmente su congreso constitutivo del 15 de diciembre de 1973.

El momento preciso en que sosegadamente se diseñó el PLD, fue en medio del proceso electoral para mayo de 1974. Nos sentamos, encabezados por el profesor Bosch, un grupo de dirigentes que no llegábamos a 40, en un pequeño local que llamábamos “El Palomar”, en una segunda planta del área del patio de la Casa Nacional (su nombre porque en el alero de su techo habían nidos de palomas).

Ese encuentro se le llamó “Conferencia Salvador Allende”, en homenaje al Presidente chileno que el 11 de septiembre del año anterior, 1973, fue derrocado y muerto por un cruento golpe militar. He sostenido que ese golpe militar precipitó en Bosch su decisión de salir del PRD, el 18 de noviembre de ese año 1973, y fundar el PLD.

Su razonamiento fue repetido muchas veces, de que el PRD había cumplido su papel y que el proceso requería de otro tipo de organización política, por la intolerancia de los norteamericanos a la participación electoral de partidos progresistas.

Sobre esa conferencia y lo que se derivó de ella lo recojo en “El PLD y Las Fuerzas Sociales” libro puesto en circulación en 2012 y tiene 5 ediciones.

Desde esa conferencia se empezó a construir el PLD. Luego en 1976 entró en una segunda fase de crecimiento, localizando simpatizantes, a propósito de su participación acordada para las elecciones de 1978. Al crecer, pasó en 1990 a una tercera etapa de toma del poder.

Como es sabido, fue ya en 1996 cuando el PLD llega al poder, aún de la mano del profesor Bosch, pero sostenido y dirigido por un núcleo de dirigentes. El propuesto a encabezar fue Leonel Fernández. El desarrollo de los acontecimientos lo llevó a ser el propuesto, casi a unanimidad partidaria, después de salir, para dos períodos más. Sus realizaciones crearon ambiente de fortaleza institucional, gobernabilidad y estabilidad y crecimiento macroeconómico.

Salió de la Presidencia dándole paso a Danilo Medina, a quien el proyecto partidario escogió. Desde el 2012 se instaló con Danilo un equipo gobernante reeleccionista que ha insistido en sustituir el proyecto partidario por el suyo y por ellos. Han llegado al extremo de meterse, sin ser llamados, dentro de las estructuras principales de la organización, incluyendo su Comité Político.

Ese equipo gobernante busca quedarse en el poder, sin importar consecuencias. No le importa que la Constitución establezca un límite a los períodos presidenciales; tampoco le interesa respetar que 7 de cada 10 dominicanos no quieren que la Constitución sea tocada.

El equipo gobernante ha perturbado y es un equipo reeleccionista sin perfil de Estado. El PLD le queda grande, por ser un proyecto histórico.

Son voraces y hacen lo que a ellos conviene y beneficia, quieren maltratar la Constitución y subirse en el PLD, porque tiene un posicionamiento de más de un 54% de simpatías en el pueblo; con él se gana. Pero ignoran que el PLD corcovea violentamente como un corcel espantado y tumba a quien no es su dueño.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas