Efemérides Nacionales

La dictadura de Trujillo avanza en plan de exterminio de los expedicionarios del 14 de junio de 1959

SANTO DOMINGO, el 25 de junio de 1959, las Fuerzas Armadas continuaron las acciones militares para eliminar a los expedicionarios de 1959 que aún sobrevivían en condiciones difíciles por el hambre, la sed y el agotamiento.

El 25 de junio, a las 3 de la tarde, el teniente coronel Renato Hungría Morel, Ejército Nacional, informó a sus superiores que en la sección Maimón, mediante combate con los enemigos, habían capturado gravemente herido al invasor Sergio Manuel Iidefonso (Caporí).

Asimismo, el teniente coronel Renato Hungría Morel precisó que resultaron heridos los rasos Pedro Alfonso Beras Toribio y Guarionex Gómez, Ejército Nacional.

En los informes militares sobre las acciones contra los expedicionarios con frecuencia se los denominaba como invasores o barbudos.

El primer grupo de los expedicionarios llegó al país el 14 de junio de 1959, cuando aterrizó en Constanza, el avión Curtis C-46, que trajo a 54 expedicionarios que tenían el propósito de llevar a cabo una lucha armada para acabar con la dictadura de Trujillo y formar un Gobierno democrático.

Los demás expedicionarios llegaron por Maimón y Estero Hondo, el 20 de junio de 1959, en las lanchas Carmen Elsa y La Tinima.

La Carmen Elsa fue destrozada por un bombardeo de la Marina de Guerra, al localizarla en aguas del Atlántico, en Maimón.

El grupo que venía en La Tinima logró desembarcar por Estero Hondo.

Los expedicionarios recibieron entrenamientos militares en el campamento de “Mil Cumbres”, situado en un valle de la “Sierra de los Órganos”, en la parte occidental de Cuba.

De los expedicionarios de junio de 1959, es decir, los que llegaron por Constanza, el día 14 de junio de 1959 y los que vinieron por Maimón y Estero Hondo, el 20 de junio de 1959, sobrevivieron los dominicanos Poncio Pou Saleta, Mayovanex Vargas y Francisco Medardo Germán, así como los cubanos Delio Gómez Ochoa y Pablito Mirabal, quienes salieron del país en 1961.

Otro dominicano sobreviviente fue Gonzalo Almonte Pacheco, pero desaparecido en la ciudad de Santo Domingo, por agentes de la dictadura de Trujillo.

Los demás cayeron en los frentes de batalla y la mayoría fusilados en la Base Aérea de San Isidro, por una disposición del jefe del Estado Mayor Conjunto, Rafael Leónitas (Ramfis) Trujillo Martínez.

Noticias Relacionadas