Opinión

La táctica se tragó la estrategia

Terminado el proceso electoral del 2012, en el cual ganó limpiamente el PLD, inició Hipólito Mejia y sus compañeros una denuncia de fraude electoral, llevándola hasta a la OEA.

La campaña de fraude parecía estar dirigida contra Danilo Medina, candidato ganador, por lo que en el equipo de dirección del PLD nos preparamos para mantener articulado partido-gobierno.

Con este propósito nos dimos como objetivo realizar acciones para que el Presidente Medina que entraba lo hiciere con un posicionamiento mayor que el que obtuvo cuando ganó. Así también, que el Presidente Fernández al salir tuviera un alto posicionamiento. Ambas cosas se lograron.

Presumíamos que las denuncias de fraude cesarían a corto plazo, puesto que se veían relacionadas a la lucha dentro del PRD por su liderato. Eso tomó mayor convencimiento cuando Hipólito se presentó en la TV proclamando ser líder de la oposición. Se entendió que esa proclama iba en la dirección de evitar que ese papel lo jugara el Ing. Vargas Maldonado.

Parecía que el gobierno «no reconocido» por el sector del PRD que encabeza Hipólito Mejia iba a recibir protestas y movilizaciones, las cuales crearían desestabilidad e ingobernabilidad.

Sin embargo, hubo acercamiento al gobierno y pasaron a atacar a Leonel como presidente saliente. Ya no era el fraude electoral, sino pasaron a hablar del déficit fiscal; crítica que fue tomando fuerza por el manejo ligero hasta de algunos compañeros.

La campaña de crítica se centró contra Leonel y concurrían varios sectores al mismo tiempo. Hipólito y sus compañeros; otros con presencia en áreas del gobierno; aspirantes y compañeros dentro del PLD que se adherían a esa campaña porque llegaron a entender ( porque les dio las ganas) que Danilo la favorecía.

Los ataques obligaron a diseñar una defensa atacando; Leonel produjo un discurso por TV en noviembre del 2012, explicando el déficit; en diciembre el Comité Político integró una Comisión de Celebraciones Patrias y Partidarias para el 2013 y nos designaron en la Coordinación acompañado de Radhames Camacho, Alejandrina German y Julio Cesar Valentin.

Si los adversarios cogían la Puerta del Conde, nosotros llenaríamos el lugar con compañeros portando la bandera nacional. Montamos cinco eventos: el Bicentenario de Duarte (26 de enero); el 50 Aniversario del Gobierno de Juan Bosch (febrero); el 150 Aniversario de la Guerra Restauradora (agosto); el 50 Aniversario del Golpe de Estado contra el Gobierno de Bosch (septiembre); y, 40 Aniversario de la Fundación del PLD (15 diciembre). Todos esos eventos iban paralelos al VIII Congreso del PLD.

Ahora reciente, en mayo pasado, tres encuestadoras dieron a conocer que Leonel y Danilo son los líderes del PLD que les ganarían en primera vuelta a cualquier candidato opositor y que tienen las tasas de rechazo más bajas.

Uno de los dos debe ser el candidato del PLD para 2016, y debe apoyar el uno al otro. Danilo acaba de declarar que es respetuoso de las reglas de juego establecidas como prohibición constitucional a reelegirse. Falta ahora que como Partido nos pongamos de acuerdo.

Lo obvio es que la táctica se ha tragado a la estrategia en los adversarios del PLD, puesto que han convertido a Leonel en un sólido candidato para el 2016, sin oponente interno y menos fuera del PLD, sin haber salido al ruedo.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas