Opinión

La trampa del ingreso

​Cuando un país subdesarrollado cae en la trampa del ingreso medio suele encontrar obstáculos casi insalvables para lograr ascender al nivel del ingreso alto que le permitiría ingresar al elitista club de los países desarrollados.

​¿En qué consiste la denominada trampa del ingreso medio?

​La trampa del ingreso medio es aquel escenario donde cae un país subdesarrollado (así sea clasificado como economía emergente) cuando los costos salariales se encuentran por encima de los existentes en otros países pobres que disponen de mano de obra barata y abundante, colocándose en una situación de desventaja dentro del intercambio comercial.

Pero al mismo tiempo ese país subdesarrollado que se encuentra por encima en término de capacidad productiva de otras economías clasificadas en el mismo rango, tampoco puede competir con los países industrializados, pues éstos cuentan con una mayor dotación de recursos tecnológicos, productivos, comerciales y financieros.

​Para el Banco Mundial (BM), si un país tiene un ingreso per cápita (por persona) entre mil 5 dólares o menos es clasificado como de ingreso bajo; si se encuentra entre los mil 6 dólares y 3 mil 955 dólares es considerado como de ingreso mediano bajo; si ese ingreso anual por persona se encuentra entre los 3 mil 955 dólares y 12 mil 235dólares es de ingreso medio alto, pero si se sitúa entre los 12mil 235 dólares o más entonces se encuentra ubicado dentro del exclusivo grupo de los países ricos.

​De conformidad con las estadísticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) la República Dominicana es de un ingreso per cápita de 9 mil dólares situándose como un país de ingreso medio-alto rumbo al siguiente escalón como país desarrollado.

Por su parte, el Banco Central dominicano calcula para el 2016 el ingreso per cápita fue de 7 mil 112 dólares, el cual resultó de dividir el valor del Producto InternoBruto (PIB) que ascendió a 71 mil 654 millones de dólares entre la población dominicana, tímidamente calculada en unos 10 millones de personas.

Los datos anteriores revelan que la República Dominicana ya cayó en la trampa del ingreso medio-alto al acumular un ingreso per cápita por encima de los 7 mil dólares¿Y eso es bueno o es malo para el país?

​Desde el 2008 la República Dominicana es víctima de la trampa del ingreso medio, pues desde esa fecha ha visto disminuir sensiblemente la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD). Los organismos internacionales sostienen que el país no requiere de esa cooperación externa para enfrentar sus limitaciones económicas y sociales debido a que podemos avanzar con nuestros propios recursos económicos.

Es cierto que nuestro país no debe vivir de donaciones ni hacerse pasar como un país muy pobre para que nos cojan lástima, pues eso da una mala imagen en el exterior, por ejemplo, para la captación de turistas, pero tampoco deben hacernos creer –y nosotros créelo- que somos autosuficientes para impulsar el desarrollo económico-social.

Cuando una economía subdesarrollada cae en las redes de la trampa del ingreso medio (sobre todo si alcanza el nivel de ingreso medio-alto) suelen presentarse retos mayores para lograr incorporarse al selecto grupo de los países ricos.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas