Opinión

¡Se debe saludar esa variación!

Una parte importante de la población, la que vota y apoya al PLD, ha tenido los dedos cruzados a la espera de un desenlace adecuado en la crisis del PLD.

Su manejo ha tenido señales de torpeza, por parecer irracional y por ser un partido gobernante que puede trasladarla al Estado.

El PLD se origina en el esfuerzo fallido de los trinitarios, en crear un Estado que respondiera a las necesidades de progreso y en sustentarse en los derechos; los trinitarios fueron sacados del poder por el general Pedro Santana, en el mes de julio de 1844; tuvieron un gobierno cuatrimesino. Un poco más de un siglo después, fue derrocado el gobierno sietemesino del profesor Bosch, el cual se inspiraba en los trinitarios.

Ese vacío histórico explica la fundación en 1973 del PLD, en mi hogar. Debe entenderse que la razón de originarse y existir de la organización política es asumir ese propósito histórico.

La Constitución del 2010 es el marco jurídico para cumplir esa meta. Por tanto, se convierte en un propósito de todos los dominicanos. Si el PLD se aparta, se aislará.

Ese es el punto crítico. No toda la organización está dispuesta a cruzarse de brazos ante desafueros contra la Carta Magna. Las primarias abiertas y la reelección la violentan.

Un grupo importante de miembros acompañamos a Leonel Fernández en esa causa. Leonel está convencido de que, como expresó Miguel de Unamuno, Rector varias veces de la Universidad de Salamanca: “A veces, el silencio es la peor mentira”.

Danilo no está habilitado para una nueva reelección: él lo sabe y da señales de resistir las presiones desde su entorno.

Es relevante que esta semana pasada se diera clara respuesta a lo dicho por su hermana Lucia, los diputados Radhamés Camacho, Miriam Cabral y su vocero oficial. El desmentido lo hizo el Ministro Administrativo al afirmar, mandado a decir, que el Presidente trabaja y no está en reelección. Se ve luego el vocero desmentirse al decir: “La reelección no está en nuestra agenda lo que esta en nuestra agenda es gobernar”.

A eso se suma la reunión del Presidente con los aspirantes a la candidatura presidencial y el desistimiento al recurso de inconstitucionalidad contra el transitorio que le prohíbe al Presidente ser nuevamente candidato.

Se debe saludar estas señales para distender, aunque aún falta marzo, abril, mayo (…?) se supone se dejarán atrás las escaramuza conflictivas.

Ademas, es preocupante que funcionarios no entiendan que los miembros del PLD tienen cabeza y piensa en voz alta. Quizás por aquella otra frase de Miguel de Unamuno: “¡Nunca metas en tu cabeza lo que te entra en el bolsillo! ¡No metas en el bolsillo lo que te entra en la cabeza!”.

Callar no es lo que se sabe hacer, “es la peor mentira”. Para volar ha de tenerse alas. Eso ha caracterizado al PLD. Cuando la semiclandestinidad obligaba a cierta discreción, se obligaba a hacerlo internamente; estos tiempos son diferentes, son para volar y una mordaza es cortar las alas. Eso debe ser lo último que se acepte. Los temas partidarios y de gobierno, para superar debilidades y pregonar fortalezas, requiere de no callar.

Han habido señales importantes de variación; eso distiende y siembra confianza, para ser cosechada más adelante en el propósito histórico.

Otras del Comité Político
últimas Noticias

Noticias Relacionadas