Opinión

Medidas de prevención ante los precios del petróleo

Los precios del petróleo se han incrementado en más de un 70 %, desde el pasado mes de junio, y todo parece indicar una tendencia a seguir aumentando como consecuencia de aumentos en las demandas y diferentes conflictos entre los EUA y otros países productores de petróleo.

Mientras que los países no productores de petróleo, como es el caso de la R. Dominicana (RD), están compelidos a tomar importantes medidas de prevención ante el impacto directo que tienen los aumentos de los derivados del petróleo en la producción de energía y el transporte de cargas y pasajeros.

En nuestro país, desde hace más de 13 años, disfrutamos de una importante estabilidad macroeconómica, de incrementos sostenibles del PIB por encima del 5 % y el importante control de la inflación por debajo del 5 %.

Incluso, los principales organismos internacionales que monitorean el desarrollo de la economía, sostienen que, económicamente, la RD es muy estable, que proyecta el segundo mayor crecimiento del PIB (más de 5.5 %) entre los países de América Latina y el Caribe, con la posibilidad de continuar controlando la inflación por debajo del 5% para este 2018.

Para garantizar que esos vaticinios se conviertan en resultados tangibles es imprescindible tomar todas las medidas que fueren necesarias para blindar la estabilidad macroeconomía de RD frente a las tendencias alcistas del petróleo, cuyos precios de sus diversos derivados dependen de variables exógenas y estrategias geopolíticas no controlables por nuestras autoridades.

Como se sabe, los aumentos de los precios del petróleo a su vez se traducen en aumentos de la energía y del transporte que se reflejan en incrementos de los precios de los principales bienes y servicios de primera necesidad, lo que repercute en una inflación que reduce, principalmente, la capacidad de consumo de los sectores populares y de la clase media.

El control racional de los precios, el incremento del PIB y la estabilidad en la economía se expresan a través de sosiego político y paz social, lo cual consolida la gobernabilidad democrática que nos permiten seguir avanzando por las rutas del progreso, la modernidad y mejor calidad de vida.

Por esas razones, desde el Municipio, exhortamos a nuestras autoridades gubernamentales y, en particular a los funcionarios del Banco Central y de los Ministerios de Hacienda e Industria y Comercio a no descuidarse, a no dormirse en los logros obtenidos hasta la fecha y a ser consecuentes con la responsabilidad de actuar con racionalidad, mucha cautela y, sin pérdida de tiempo, empiecen a diseñar medidas de prevención que reduzcan el impacto de los aumentos de los precios del petróleo en los principales productos de la canasta familiar.

Si así lo hicieren, el pueblo dominicano les estará eternamente agradecido.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas