Opinión

Posición responsable

Otros sucesos relegaron a planos secundarios del quehacer mediático la responsable y correcta posición asumida por el Presidente Danilo Medina en torno a un comentario informal del presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

Maduro informó a los medios de comunicación, que una vez concluido el proceso electoral del 20 de mayo, convocará otro diálogo por la paz en la República Dominicana.

Habló de un gran diálogo nacional con todas las fuerzas políticas y sociales del país suramericano, “diálogo por la paz en la República Dominicana”, inmediatamente el pueblo ejerza su derecho al voto, según expresara el presidente venezolano; con una inobservación: No hizo saber esas intenciones al presidente dominicano, quien al ser abordado sobre el tema dijo que con él no han hablado y cree que no participaría en otro diálogo entre la oposición y el gobierno de Venezuela.

“Conmigo no han hablado, y yo no creo que participe en otro diálogo”, señaló Danilo Medina en unas declaraciones al momento que se encaminaba al avión que lo conduciría a San José, Costa Rica para participar en la ceremonia de transmisión de mando presidencial a Carlos Alvarado Quesada.

La negativa a participar en un posible nuevo dialogo venezolano es una decisión correcta en razón de los desplantes e informalidades en las extensas jornadas que culminaron en febrero pasado.

Sin duda no se tenía una sincera voluntad de buscar salidas a la situación de dificultad que aqueja a la hermana nación, pese a los esfuerzos y horas dedicadas por el gobierno dominicano con esos fines.

Dialogar en una situación de crisis es esforzarse a buscar una salida a una situación que no puede esperar, lo que no sucedió en febrero y en anteriores pláticas, que también se frustraron.

Por un lado tenemos una oposición muy fragmentada e incoherente y por el otro un gobierno malmirado, que no garantizan la fructificación de una conversación, por más buena intención que se tenga.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas