Cultura

Jurassic World, el reino caído de Bayona

Las sagas son un terreno seguro para continuar expandiendo los universos de historias y personajes dentro del mundo del cine siempre y cuando los realizadores asuman la tarea de Jano Bifronte. Por un lado, seguir un camino ya hecho con figuras y sucesos reconocibles, y por el otro, imprimir nuevos matices a esos acontecimientos.

“JURASSIC WORLD: EL REINO CAÍDO” es el ejemplar número 5 de una franquicia que inició en 1993 con la mítica JURASSIC PARK que Steven Spielberg dirigió basándose en el best seller de Michael Crichton, y que se convirtió en un éxito cinematográfico. Spielberg estuvo a cargo de la segunda parte, pero la tercera y la cuarta le pertenecieron a otros directores, aunque él se ha mantenido a cargo de la producción.

El español Juan Antonio Bayona es el director de esta nueva entrega que cuenta con el guion de Derek Connolly y Colin Trevorrow. Este último estuvo en el guion y la dirección de la anterior Jurassic World y hará lo mismo en la próxima entrega. La fotografía es de Oscar Faura y la música de Michael Giacchino.

El elenco escogido por Bayona para interpretar a los diversos personajes está compuesto por Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Toby Jones, Rafe Spall, Daniella Pineda, Ted Levine, Jeff Goldblum, BD Wong, Geraldine Chaplin, Isabella Sermon y James Cromwell. Blue y los demás dinosaurios salen de la factoría de CGI de Industrial Light and Magic, -LM-.

“JURASSIC WORLD: EL REINO CAÍDO” relata la historia de un equipo que se ensambla para rescatar a los dinosaurios que quedan en la isla Nublar, los cuales corren peligro de morir bajo los gases y el magma de un volcán a punto de estallar. Owen y Claire, designados para liderar este equipo, ponen manos a la obra, desconociendo las motivaciones reales para dicho rescate por parte de quienes los han contratado.

Un reino extraviado

La actualización de la temática de este mundo jurásico pasa por asumir los postulados de la bioética, el derecho de los animales, el tráfico de especies en peligro de extinción y una responsabilidad por volverlos a la vida que obliga a la preservación. El discurso planteado como trasfondo es tan diluido, que su valor como coartada conceptual se pierde a lo largo de su metraje.

La encrucijada de este producto de masas que debe entretener, respaldado por una cierta credibilidad científica que debe ser provista por los personajes Owen Grady (Chris Pratt), Claire Dearing (Bryce Dallas Howard), Eli Mills (Rafe Spall), el Dr. Wu (BD Wong) e Ian Malcolm (Jeff Goldblum). Todo esto, junto a los gigantescos animales, en teoría es un maridaje perfecto de acción, ciencia y aventuras.

Bayona no logra concretar que nos creamos que existe una conexión entre Owen y Claire, porque en ningún momento podemos apreciar la química entre los dos personajes principales, mucho menos con el villano de turno Eli Mills o el remedo de gran cazador blanco Ken Wheatley (Ted Levine). En uno de los pocos personajes que encontramos alguna expresividad o empatía es con Maisie Lockwood (Isabella Sermon).

Si asistimos a una sala a disfrutar un blockbuster lleno de acción y aventuras, buscamos que este tengan un mínimo de credibilidad, y en “JURASSIC WORLD: EL REINO CAÍDO” la verosimilitud es tan traída por los pelos que hace falta más fe que la de un extremista religioso, para creernos los que estamos viendo.

Las erupciones volcánicas han estado presentes en los medios de comunicación actuales, por lo que términos como corrientes de lava y la velocidad a la que se mueve, los lahares, los flujos piro clásticos o las posibilidades de supervivencia de un ser humano cerca de una erupción, son informaciones que al parecer los guionistas no tomaron en cuenta para hacer más creíble la trama.

En el caso de los dinosaurios, sabiendo de la manipulación genética que el Dr. Wu ha sometido al prototipo al que se ha dotado de un nivel de inteligencia superior a sus congéneres, ciertas acciones de este animal son excesivas y no nos convencen. Blue, que es el más inteligente de estos dinosaurios, sigue gozando de una mejor construcción y definición argumental.

Dinosaurios al borde de un ataque de huérfanos

Una película con un guion tan endeble, deslucido y falto de credibilidad o de atmósfera, como el que los señores Derek Connolly y Colin Trevorrow han escrito para este capítulo de la aventura jurásica, puede convertirse en un éxito financiero por la fortaleza de unas muy bien articuladas campañas publicitarias, pero está llamada a ser recordada como una más y su legado no perdurará en el tiempo.

Al parecer, el director Bayona no se encuentra cómodo con las escenas de acción requeridas por esta película, y por eso encarrila una parte importante de los acontecimientos en la mansión del mandamás del emporio, Benjamin Lockwood (James Cromwell), un lugar más cercano a los ambientes de los filmes anteriormente dirigidos por este realizador.

“JURASSIC WORLD: EL REINO CAÍDO” no logra encandilarnos o hacer creíble esta nueva versión de la saga jurásica. Ni la realización de Juan Antonio Bayona ni el guion de Connolly y Trevorrow, cumplen con las expectativas de los queridos dinosaurios de Spielberg y Crichton. El reino de los seres prehistóricos ha caído y veremos si puede levantarse en la próxima película.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas