Opinión

Avance o retroceso (III)

La presión tributaria del país, que se estima en alrededor de 14%, es baja en comparación con las naciones del mundo, pero eso no significa que una reforma fiscal para el Gobierno obtener más ingresos se dejaría de recurrir al mercado internacional a buscar nuevos préstamos, debido a que la deuda social es demasiada elevada y el desarrollo no se puede detener.

Pero tampoco podemos caer en un enfoque de la austeridad fiscal perniciosa porque vendría afectar, fundamentalmente, a los sectores sociales, las actividades productivas y la inversión, lo que impactará en forma negativa en el crecimiento económico y en la generación de fuentes de empleo.

Si observamos que Chile tiene una presión tributaria de 20.4%, Colombia 19.8, Costa Rica 22.2, Venezuela 14.4, Ecuador 20.5, Honduras 21.4, Nicaragua 22.6, Argentina 31, Bolivia 26, Brasil 32, Bahamas 22, México 17.2, Panamá 16.6, El Salvador 17.9, Jamaica 26.7, Perú 16.1, Chile 20.4, Paragua 17.5, Uruguay 27.9 Trinidad y Tobago 22.9, España 33, Estados Unidos 26, Japón 32 y Francia 47%. EEUU es el mayor endeudado del mundo y Japón presenta un endeudamiento del 200% del PIB y sin hablar de las demás naciones desarrolladas.

Ahora anoten, de las mayores economías endeudadas de América Latina, República Dominicana, sin importar el nivel de la presión tributaria, está en el lugar número 13, con 39.8% del PIB, siendo superada por Venezuela con 80.9, Argentina 80.0, Brasil 78.0, El Salvador 76.3, Uruguay 60.6, Nicaragua 52.5, Costa Rica 52.4, Bolivia 51.6, Colombia 48.1, Ecuador 46.4, México 45.3, y Honduras 43.9, luego, están Panamá 36.8, Perú 26.4, Chile 25.6, Guatemala 23.7 y Paraguay 20.4%, conforme con cifras del Banco Mundial.

Eso indica que las naciones no frenarán el endeudamiento pese a la elevada presión tributaria para no detener la marcha de sus economías.
Entonces, diríamos que si el Presupuesto del 2019 antepusiera la capacidad financiera ante el desarrollo, para reducir el déficit fiscal se estaría condenando a que los niños no vayan a las escuelas, los hospitales reduzcan la asistencia y se paralicen obras de infraestructura.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas