Opinión

Una alimentación saludable o ¡Continúen la bacanal!

¿Qué hiciste durante el periodo de Navidad y la celebración por la llegada del Año Nuevo? ¿Una Reflexión Cristiana o un Culto Bacanal? En su origen tienen propósitos diferentes, una lleva a pensar sobre el significado profundo de la humanización Dios y la divinización del ser humano y el otro, al disfrute de los placeres mundanos, cual homenaje al dios Baco. Hoy, no hay diferencias, todo es relativo, por lo que se expresan bajo un mismo formato cultural, la Bacanal. Herencia de las culturas judeo-cristiana y greco-romana, en la que se come hasta el hartazgo y se ingiere alcohol hasta la embriaguez, por lo tanto, la persona queda expuesta bruscamente a los factores de riesgo a la salud.

El impacto en la condición de salud del individuo se expresa en lo inmediato. Se observa en el aumento del número de personas accidentadas por conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólica, en la fallecida por el desenlace de la enfermedad crónica que padece y, también en las que se les agravan los procesos mórbidos al sobrexponerse a dichos riesgos.

De seguro algunos de ustedes ha planificado iniciar regulaciones haciendo una alimentación saludable a partir de la conclusión del periodo el Día de los Santos Reyes, por lo que, un elemento a tener en cuenta es que solo la leche materna contiene las proporciones de proteína, grasas y carbohidratos de acuerdo a los requerimientos diarios de los seres humanos, con la ventaja de que hasta los seis meses de nacido el individuo, se actualiza dependiendo de la edad gestacional.

Otro elemento que no debe pasar por alto es que tanto el alcohol como los azucares, la sal y las grasas son perjudiciales a la salud. Estas últimas están presentes en los aceites comunes usados en la cocina diaria y en forma de ácidos grasos trans, utilizados industrialmente para bajar costos de producción de los alimentos procesados.

A partir de estos elementos la Organización Mundial de la Salud aconseja algunas medidas sencillas para una alimentación saludable. La misma debe ser integral, para lograrlo es necesario hacer combinaciones entre los alimentos básicos como: trigo, maíz, arroz y papas con los diferentes tipos de legumbres, frijoles, frutas, y alimentos de origen animal, como carnes de aves y pescado. En caso de usar aceites, preferir los saludables como el de soja, canola, maíz, cártamo y girasol.

La agencia recomienda reducir al máximo el consumo de la comida rápida, los bocadillos pre-envasados y las frituras; también, los dulces y las bebidas gaseosas, aromatizadas, energéticas y deportivas; los jugos concentrados en líquidos y en polvos. Además, proscribir los productos y alimentos procesados industrialmente, entre los que se encuentran: los aperitivos y snacks salados, como: papas fritas, palitos, galletas, pizzas, margarinas, barritas de cereales, hamburguesas, magdalenas, empanadas y productos pre-cocidos como canelones y croquetas.

De seguir estos consejos disminuirán los riesgos a contraer una enfermedad crónica no transmisible, como: el cáncer, la diabetes mellitus, las cardiovasculares; así como, las cerebrovasculares y las enfermedades crónicas respiratorias e insuficiencia renal. Si por demás se limita la ingesta de alcohol, también se disminuirán las posibilidades de adquirir una afección hepática, una enfermedad mental o un proceso infeccioso.

Alguien dirá, “bueno, ¿pa’qué tanta vaina? como quiera nos embromaremos”, cierto.

De lo que quizás no esté consciente el amigo lector que simpatiza con esta línea de pensamiento, es que las causas de las enfermedades y la razón de muerte no son fruto del destino, sino opciones de vidas libremente escogidas por cada persona, y que al hacerlo, también opta entre la calidad de salud en el curso de la vida o, sencillamente, gozar la vida.

A estos se le puede aconsejar que ¡Continúen la Bacanal!

últimas Noticias
Noticias Relacionadas