Opinión

Agenda del FMI

La gran mayoría de recomendaciones que formula el Fondo Monetario Internacional (FMI) a las autoridades dominicanas en el comunicado del miércoles pasado, luego de concluir la consulta del artículo IV con República Dominicana, se han estado ejecutado, con miras a mantener el dinamismo de la economía y mejorar los ingresos tributarios sin tener que recurrir a una reforma fiscal, que implicaría aumentar los impuestos para la población.

Se observa que es la misma receta anual del organismo multilateral al plantear una reforma fiscal para mejorar los ingresos para sostener el pago de la deuda externa y la política social, así como el reiterar la necesidad de abordar con decisión deficiencias estructurales de larga data que continúan pesando sobre el crecimiento potencial, las pérdidas en el sector eléctrico y en los mercados de productos y el trabajo. Esas recomendaciones son las mismas de los bancos Mundial (BM) e Interamericano de Desarrollo (BID).

Empero, el FMI elogia a las autoridades por el sólido desempeño económico, reflejado en un dinámico crecimiento, el bajo nivel de inflación, una posición externa estable y por mejores resultados en materia social.

Además, resalta la estabilidad del sistema financiero y la modernización en curso del marco institucional para la supervisión bancaria y las reformas en el marco de la ciberseguridad, así como el marco jurídico para la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

El paquete de sugerencias se ha estado ejecutando para continuar con el fortalecimiento de la expansión de las actividades económicas para un desarrollo sostenible, y para aumentar los ingresos fiscales vía medidas administrativas en el marco del manejo disciplinado del presupuesto.

Proyecta para este año un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 5.5 por ciento, bajo perspectivas favorables, siendo moderado y equilibrado los riesgos.

La estabilidad macroeconómica, baja inflación y control del mercado cambiario, son ejes fundamentales que han mantenido abiertas las ventanillas crediticias del país en el mercado financiero internacional.

En ninguna de su parte el organismo internacional expone alarma alguna sobre la política de endeudamiento. Se limita a sugerir que ajustes fiscales para garantizar la sostenibilidad de la deuda.

“No obstante, dado la deuda pública presenta una tendencia de aumento a pesar del fuerte crecimiento, los directores instaron a redoblar los esfuerzos para mejorar la sostenibilidad de la deuda”, afirma el FMI.
Del fardo de medidas que recomienda el organismo multilateral sólo no se ha ejecutado la reforma fiscal, porque el Gobierno ha evitado cargar al país con nuevos impuestos.

Noticias Relacionadas