Opinión

Sequía

Aunque no tenemos una sequía tan severa con la registrada en el 2015, el momento es para ponerle atención a la situación que está viviendo el país por la falta de lluvia constante, problemática que ha comenzado complicar el suministro de agua en la capital y afectar la agricultura.

En vista de la problemática las autoridades de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd) anunciaron el lunes de la semana pasada un plan para racionalizar el servicio en la capital, mientras los productores de banano revelaron la pérdida de 500 mil dólares semanales.

La sequía viene a unirse al intenso calor que afecta a la población. Julio pasado fue el mes más caluroso jamás registrado en la tierra, cuando los países del mundo experimentaron temperaturas récord.

Una prolongada sequía está afectando a millones de personas en África oriental, y en agosto de pasado Groenlandia perdió 12,500 millones de toneladas de hielo en un día, lo que ha sido atribuido por expertos al cambio climático que se está registrando en el mundo.

Ha estado lloviendo ligeramente en algunas cuencas hidrográficas del país, pero no lo suficiente para llenar por completo las presas, lo que comenzó afectar la producción de alimentos a gran escala y su participación en el Producto Interno Bruto (PIB).

En el primer semestre de 2018 la agropecuaria creció 5.2% y en el mismo período de este año fue de 3.6%, por lo que se puede apreciar que la sequía está haciendo sus estragos en el sector.

El fenómeno afecta a cuatro acueductos en Santo Domingo, lo que ha provocado que la producción de agua baje de 440 millones de galones diario a 369 millones, dijo la semana pasada el director de la Caasd), Alejandro Montás, quien señaló que debido a la situación «muchos barrios» enfrentan problemas con el suministro.

República Dominicana enfrenta una de las peores sequías de los últimos 20 años, debido a la falta de lluvia que viene arrastrando desde 2014 y 2015 hoy los embalses de reserva de agua registran una situación aún más crítica.

En el norte del país la situación es muy crítica, hasta el punto de que, si no llueve en el próximo mes, no va a haber agua para abastecer al Cibao, de acuerdo en un informe de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Corasaan), que revela el bajo nivel de la presa Taveras.

Noticias Relacionadas