Editorial

Nueva muestra del fortalecimiento institucional

La pasada semana se efectuó una primera sesión del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), con lo que dio inicio a los trabajos para la escogencia de cuatro nuevos jueces del Tribunal Constitucional (TC) y tratar lo referente a la modificación del Reglamento para la evaluación de los jueces de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

En la reunión, efectuada en el despacho del Presidente de la República, quien preside el Consejo, participaron todos sus miembros, designándose una comisión responsable de elaborar un cronograma de trabajo para la escogencia de los nuevos jueces del TC.

Desde el momento de la convocatoria se hizo el compromiso de impulsar un proceso abierto, transparente, rigoroso y participativo.

Este primer encuentro ha despertado el interés de organizaciones de la sociedad civil y de empresarios, quienes, conociendo que existen reglas y procedimientos internos para el funcionamiento del CNM, se han despachado con nuevas ideas y recomendaciones, un tanto fuera de tiempo.

Quizás el considerado número de ideas y recomendaciones es lo que ha llevado al Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD) a denunciar que sectores oscuros han emprendido acciones concretas para desacreditar a algunos integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura para manipular la selección de los nuevos jueces que compondrán las altas cortes. Ni imaginarlo; pero todo esto mueve a suspicacia.

La apertura demostrada en anteriores procesos hace garantizar la libertad de participación a todo aquel ciudadano que cumpla con los requisitos instituidos en la Constitución quienes pueden presentar su candidatura con igual posibilidad de ser seleccionado.

Todo procedimiento de mejora, que busque enriquecer la transparencia debe ser bien acogido, pero no, si se presenta en el último momento, cuando se conoce de la existencia de reglas claras, incluso con rango constitucional.

Ideas, sugerencias, recomendaciones enriquecen el debate, pero lo que ordena el momento es la vigilancia para evitar la incursión de intereses extraños y contrario a lo que espera el país en la comentada selección. Paso por paso se ha ido produciendo el fortalecimiento institucional en la República Dominicana.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas