Opinión

¡Francisco del Rosario Sánchez!

El pasado sábado 9 de marzo, se cumplió un nuevo aniversario del nacimiento de Francisco del Rosario Sánchez, que junto a Juan Pablo Duarte y Matías Ramón Mella, fundadores de la República Dominicana el 27 de febrero de 1844; Duarte no estaba presente esa noche inolvidable porque perseguido por las autoridades haitianas que tenían el control y dominio absoluto de la Isla de Santo Domingo, se había visto obligado abandonar el país. La jefatura política y militar del movimiento patriota republicano, democrático y anti haitiano, quedó bajo la responsabilidad de Sánchez y Mella, jóvenes que no llegaban a los treinta años de edad, pero que eran en aquel momento y como lo fueron después, una verdadera, real y genuina representación de la Nación dominicana que se había asentado en toda su extensión, como un pueblo coherente, viril y valiente.

Francisco del Rosario Sánchez, fue el redactor del Manifiesto hecho público el 16 de enero de 1844, que consignaba de manera precisa la separación de Haití para crear un Estado Republicano Independiente, ratificando la abolición de la esclavitud, la educación escolar gratuita como responsabilidad del Estado, la creación de una moneda nacional y otros principios propios de un Estado independiente, como dice el autor de esta columna, como esas naciones hispanoamericanas que se habían separado de España, bajo el liderato de Simón Bolívar y José de San Martin a lo largo y ancho de la extensa porción de territorio de la parte Sur del Continente Americano. No fue Thomas Bobadilla el autor de ese documento, porque no tenía en su conducta esos principios republicanos que habían aprendido los que formaban la sociedad «Trinitaria» con las predicas del Padre Gaspar Hernández.

Cuanta emoción nos embarga, cuando recordamos a estas figuras inolvidables y eternas en la historia de nuestro pueblo, el más valiente, temerario y firme de las naciones Americanas que ha consolidado su patriotismo porque ha combatido en su territorio, desde su génesis, contra las tropas españolas, bajo el liderato de Caonabo que asaltó el «Fuerte de la Navidad» ejecutando a su dotación, que había dejado Cristóbal Colon y años después, cuando se sembraron las semillas del nacimiento del pueblo, en la resistencia firme y temeraria del fundador de la Escuela Militar dominicana el Cacique Enriquillo, enfrentándose ese pueblo también, en el transcurso trágico de su destino, a tropas inglesas bajo la jefatura de Penn y Venables, en 1655 ; a tropas francesas en la «Batalla de la Limonada» en 1691, a las tropas francesas otra vez en Palo Hincado en 1808, a los haitiano durante 12 años a partir de febrero de 1844, a los españoles de nuevo a partir de agosto de 1863, sin olvidar la «Guerra de los Seis Años» para mantener la independencia y soberanía de nuestra patria.

Fueron esos próceres que encabezaron todos esos episodios que han servido de ejemplo en el proceso histórico contemporáneo, para combatir también a las tropas estadounidenses que encabezaron la mal llamada Fuerza Interamericana de Paz (FIP), integrada por tropas de otros países hispanoamericanos y financiadas por el gobierno de Lyndon Johnson y legalizadas por la basura internacional llamada Organización de Estados Americanos (OEA). ¡Gracias Francisco del Rosario Sánchez, el ejemplo de tu figura en el recuerdo de gratitud y devoción que estamos obligados a sentir por ti será, en la vida de la nación, imborrable y eterno!.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas