Internacionales

Candidato demócrata llama a eliminar el Colegio Electoral en EE.UU.

El alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, llamó  a eliminar el Colegio Electoral en Estados Unidos al lanzar oficialmente su campaña de cara a los comicios presidenciales de 2020.

‘No podemos decir que es una gran democracia cuando dos veces en mi vida el Colegio Electoral ha invalidado al pueblo estadounidense’, expresó el político demócrata de 37 años este domingo durante un mitin en su ciudad.

‘¿Por qué nuestro voto en Indiana solo cuenta una o dos veces en un siglo? ¿O tu voto en Wyoming o Nueva York?’, agregó Buttigieg, quien tras dar a conocer sus aspiraciones a la Casa Blanca incrementó su reconocimiento nacional y sigue una carrera ascendente entre casi 20 contendientes demócratas.

Esta no es la primera vez que el alcalde de South Bend pide abandonar el Colegio Electoral, pues habló sobre el tema en una entrevista con la televisora CBS News en enero pasado, cuando dijo que esa estructura ‘hace que nuestra sociedad sea cada vez menos democrática’.

Varios otros aspirantes presidenciales demócratas han sugerido que es hora de eliminar el Colegio Electoral, entre ellos las senadoras Elizabeth Warren y Kamala Harris, y el exrepresentante Beto O’Rourke.

Para alcanzar la presidencia de Estados Unidos, un candidato necesita recibir 270 votos electorales en un proceso comicial que no es de votación directa, sino de segundo grado.

Ello significa que cuando un votante asiste a las urnas, su boleta no va directamente al aspirante de uno de los partidos en contienda, sino a 538 electores provenientes de los 50 estados y Washington DC, quienes eligen al presidente y al vicepresidente.

Actualmente 14 estados mayoritariamente demócratas y esta capital realizan un esfuerzo para otorgar todos sus votos electorales al candidato presidencial que reciba más votos de la población.

Ese pacto solo entrará en vigencia si se unen más territorios del país hasta sumar entre todos al menos los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca.

Las discusiones sobre este tema han estado presentes durante la actual administración después de que el republicano Donald Trump se impuso en los comicios de 2016 a la demócrata Hillary Clinton pese a haber recibido casi tres millones de votos menos en las urnas que su rival del partido azul.

Algo similar ocurrió en el año 2000, cuando el también republicano George W. Bush fue elegido presidente aun cuando su contrincante demócrata Al Gore obtuvo medio millón de votos más.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas