Medio Ambiente

Energía renovable vital para cumplir objetivos de acuerdo de París

Para 2050, alrededor del 50 por ciento de la electricidad deberá provenir de la energía solar y eólica si se quiere avanzar en los objetivos del acuerdo de París, advierte hoy un informe.

De acuerdo con el análisis divulgado por la compañía estatal de petróleo de Noruega, Equinor, las acciones climáticas actuales están lejos de ser suficientes para poner al mundo en un camino que mantenga el calentamiento global por debajo de los dos grados Celsius.

Las emisiones globales aumentaron en 2018 para alcanzar un máximo histórico, y mientras más tiempo continúe, serán necesarias medidas más estrictas para alcanzar objetivos comunes. La necesidad es cada vez más urgente para un cambio rápido y significativo, alerta el reporte.

«El mundo está progresando en garantizar el acceso a la energía para más personas. También vemos un crecimiento récord en las nuevas energías renovables. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo sin reducciones en las emisiones globales de dióxido de carbono, el camino hacia un futuro sostenible se vuelve cada vez más difícil», revela en el texto el economista jefe de Equinor, Eirik Waerness.

Una manera de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, y limitar el calentamiento global a menos de dos grados, se puede lograr a través de un rápido y significativo ajuste de políticas, cooperación global, desarrollos tecnológicos y cambios sustanciales en el comportamiento de los negocios y los consumidores, considera el estudio.

Además del crecimiento de la participación de las energías renovables, el reporte propone que la flota global de automóviles pase de menos del uno por ciento eléctrico a alrededor del 90 por ciento hacia 2050.

Adicional al aporte que realice en función de disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, la investigación ahonda en los beneficios que la explotación de nuevas fuentes energéticas representa para la demanda global de energía que, en 2018, creció un 2,3 por ciento.

Todos los días el mundo depende de unos 100 millones de barriles de petróleo y 11 mil millones de metros cúbicos de gas. Para alcanzar las ambiciones de París, necesitamos ver la demanda pico de petróleo pronto, aclara el estudio.
La demanda proyectada en 2050 en los diferentes escenarios, abunda, oscila entre 52-118 millones de barriles de petróleo y 9-13 mil millones de metros cúbicos de gas por día.

Debido al deterioro natural, los campos de petróleo y gas existentes no son suficientes para satisfacer esta demanda, asevera.

Ante esta coyuntura, el estudio resalta el empleo del hidrógeno como combustible de carbono cero y que podría convertirse en una alternativa limpia para los sectores de la industria, la calefacción y el transporte que no pueden ser fácilmente electrificados y también en una oportunidad de almacenamiento de energía

últimas Noticias
Noticias Relacionadas