Internacionales

Urge cambio radical en el mundo para alcanzar desarrollo sostenible

Aunque el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030 es todavía posible, esto exige un cambio radical y urgente en términos de gestión económica, medioambiental y social, alerta hoy un nuevo reporte.

El informe El futuro es ahora: la ciencia al servicio del desarrollo sostenible, elaborado por un grupo independiente de científicos, insiste en una necesaria transformación en la actual relación de las personas con la naturaleza.

Hay que abordar el cambio climático, proteger la biodiversidad y reducir los altos niveles de desigualdades exigentes, indica el texto de 250 páginas.

Según destaca, no es posible seguir generando crecimiento económico a base de aumentar el consumo de bienes materiales: esa no no es una opción viable a nivel mundial.

Un cambio en los patrones mundiales de producción se impone para alcanzar las metas de desarrollo sostenible y proteger al planeta, insisten los científicos.

Si bien el actual modelo de desarrollo imperante en el mundo brinda prosperidad a cientos de millones de personas, también ha llevado a la pobreza continua y otras numerosas privaciones a otros muchos millones.

Esto genera niveles sin precedentes de desigualdad que socavan la innovación, la cohesión social y el crecimiento económico sostenible, subraya el reporte.

Tal modelo acerca al mundo a puntos de inflexión en el sistema climático mundial y la biodiversidad, enfatiza el reporte «El futuro es ahora: la ciencia al servicio del desarrollo sostenible».

Las proyecciones indican que el uso de materiales a nivel planetario se duplicará de 2017 a 2060, y esto llevará a un aumento de las emisiones de gases tóxicos, contaminantes y de efecto invernadero.

De acuerdo con las sugerencias de reporte, los países desarrollados tienen que cambiar ya sus patrones de producción y consumo, limitando el uso de combustibles fósiles y de plásticos y animando al sector público y privado a invertir en línea con los ODS.

Los científicos propusieron medidas concretas que deben transformar una serie de áreas de las actividades humanas, especialmente los sistemas de producción y consumo de alimentos, y la energía.

Otro punto importante al que hicieron referencia es la forma en que se gestionan las ciudades.
En el informe, el primero de su tipo, los expertos señalan la necesidad de que el conocimiento científico represente un rol central en la toma de las decisiones.

Asimismo, dijeron, la propia ciencia debe transformarse para cambiar sus actuales prioridades y paradigmas.

El jefe de la División de Análisis y Políticas Integradas del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, Shantanu Mukherjee, llamó a difundir los resultados y las recomendaciones de este informe con el fin de abordar los actuales retos.

Los efectos del cambio climático que experimentamos ahora ponen al mundo al borde de un colapso, destacó, y urge hacer algo cuanto antes.

Del mismo modo, subrayó la importancia de reducir las grandes desigualdades sociales y de género en términos de riqueza, ingresos y acceso a las mismas oportunidades. jf/ifb

últimas Noticias
Noticias Relacionadas