Comité Político

Nuestra preocupación

Hace nueve años, el 8 de marzo del 2010, publicamos una Crónica del Presente, en este periódico con el título de “El periodismo aventurero”, que en su primer párrafo y siguiente decía: “La mayoría de los medios de información de República Dominicana han sido asaltados por analfabetos intelectuales que en su mayor parte, hombres y una minoría de mujeres, coincidiendo en ambos sexos una agresividad irrespetuosa y difamadora, con la intención de amedrentar a las personas de la cuales hablan y comentan, pero particularmente a aquellos que desempeñamos funciones públicas, la mayoría de los cuales, temerosos, vacilantes, e irresponsables, aceptan y se ponen por debajo de esos energúmenos que hablan y escriben, más en la radio y televisión que en los periódicos.

Ese proceder es tal que llena de vergüenza a los que, por años, no solamente hemos ejercido profesionalmente y en el campo político, la función de periodista e impartiendo por largos años lecciones de historia y de periodismo en la Universidad Autónoma de Santo Domingo”.

Profunda preocupación nos embarga en momentos actuales con el proceso electoral interno en las filas del PLD; y muchos compañeros se dejan sustraer a ese terreno de perversidad, calumnias y difamación, particularmente ejecutado contra Leonel Fernández y Gonzalo Castillo. Estamos en la obligación de reiterar la categoría de Leonel como político profesional, que ha ejercido por tres periodos las funciones de presidente de la república de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana. Y refiriéndonos al compañero Gonzalo Castillo, dejar aclarado, para siempre, que es miembro militante del PLD desde que tenía tal vez 16 o 17 años.

Tres veces acompañó el autor de esta columna a Juan Bosch a Barahona y en esas tres ocasiones, Bosch nos ordenaba que antes de comenzar las actividades que íbamos a realizar, él tenía que ir a saludar a su amigo y seguidor Macorís, apodo por el origen de su nacimiento, barbero de profesión, padre de Gonzalo Castillo. La preocupación nos obliga a advertir a nuestros compañeros y compañeras que tengan mucho cuidado con las cosas que dicen, sin tener ninguna prudencia de las acusaciones y calificativos que hacen, no importa de qué lado estén como seguidores de Leonel o como seguidores de Gonzalo.

Hace muchos años también, advertimos que no caben dos PRD en República Dominicana y en estos momentos existen dos PRD, los restos que quedan del auténtico y el Partido Revolucionario Moderno; no podemos permitir los auténticos peledeistas mujeres y hombres, con más de treinta años de militancia que destruyan el instrumento político concebido, fundado y organizado por Juan Bosch, el gran maestro político dominicano y de América.

El PLD es propiedad del pueblo dominicano y nadie tiene derecho en sus filas a poner en ejecución conductas o comportamientos que vayan en detrimento de su autoridad: el PLD existe para hacer realidad el sueño de los fundadores de la República, de los héroes y próceres de la Restauración, de los mártires de junio de 1949 y los del 14 de junio de 1959, y de los héroes y mártires que se inmolaron a partir del 28 de abril de 1965, convirtiendo una guerra fratricida en una lucha por la soberanía, la independencia y la dignidad de nuestro pueblo, al cual como hemos repetido en infinidad de ocasiones, el homenaje que en breves palabras le hizo Fidel Casto Ruz, cuando llamo al pueblo dominicano “Legendario, veterano de la historia y David del Caribe¨.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas