Opinión

Las materias primas

Los mercados de materias primas o commodities son aquellos donde se realizan transacciones de mercancías que son sometidas a un proceso de transformación durante el proceso productivo para convertirse en un bien final que irá a manos de los consumidores, destacándose la calidad y un buen precio en la composición de los costos finales del producto final.

La calidad y la debida competitividad dentro de un proceso productivo son componentes esenciales en la determinación de los costos finales correspondientes a bienes de consumo que deben salir al mercado con precios atractivos para los consumidores.

Las materias primas son componentes esenciales para todo proceso productivo debido a su capacidad de generar otro tipo de mercancías más elaboradas, resultando en grandes ganancias para el inversor que desee incursionar en esa esfera productiva.

Los mercados destinados a la compra y venta de materias primas son organizaciones privadas donde sus integrantes disponen de las facilidades institucionales requeridas para realizar los intercambios comerciales correspondientes.

Se reconoce que las cotizaciones de las materias oprimas o commodities suelen ser impactadas por la volatilidad (variación) que se generan por el comportamiento de los mercados internacionales, los desastres medioambientales y los acontecimientos geopolíticos que cíclicamente se producen a escala planetaria, gravitando sobre la fijación de los precios finales a los demandantes de esos insumos necesarios para la elaboración del producto final.

Las materias primas pueden ser de naturaleza energética (petróleo, gas, carbón) agropecuaria (trigo, soja, carne), minerales y metales (oro, cobre, níquel) y registran características específicas en función de su naturaleza por lo que su comercialización tiene mucho que ver con el proceso de transformación a que serán sometidas hasta convertirse en u n producto de consumo final.

Los mercados de materias primas o commodities funcionan con operaciones al contado y al futuro, debiendo recordarse que son “activos extraídos de la naturaleza que se transforman para elaborar materiales y bienes de consumo”, manifestándose en un bien consumible en cuanto producto final que pasa a manos de los demandantes.

Su valoración no depende del valor presente y futuro de los flujos descontados a una tasa de rendimiento conforme a un cálculo financiero, sino de la relación oferta-demanda de las materias primas.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) estima que un país se considera dependiente de las ventas de materias primas al exterior cuando alrededor del 60 por ciento de sus exportaciones corresponden a ese tipo de productos.

Para la UNCTAD la dependencia de los productos básicos afecta casi exclusivamente a los países en desarrollo, ya que impacta en un 85 por ciento de los países con menor nivel de desarrollo económico.

Y esa dependencia exportadora de las materias primas afecta las expectativas de desarrollo económico de un país, pues al no disponer de un avance tecnológico y de competitividad con mano de obra calificada que logre transformar una simple materia prima en un bien final debidamente procesado mediante aplicaciones tecnológicas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas