Editorial

Que la prudencia y moderación predominen en la semana en curso

La Semana Santa agota su curso. Es el periodo en que se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, aquel redentor que ofrendó su vida para salvar la humanidad.

La también llamada Semana Mayor es el final del periodo de la cuaresma, definido por la iglesia como signo sacramental de nuestra conversión, que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida.

El Papa Francisco, en el Vaticano, y la iglesia católica en el país, han llamado, desde el inicio de la cuaresma, a practicar en estos días los valores cristianos, advirtiéndonos sobre el papel de los llamados falsos profetas, quienes se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas y llevarlas adonde ellos quieren.

Es un buen tema para la reflexión a la que siempre se apela en estos días en los cuales las iglesias se abarrotan de feligreses en oración en la búsqueda de renovar la fe, esperanza y caridad que ha dado sentido a su religiosidad.

Que en esta semana se produzca una pausa en la impartición de docencia en escuelas, colegios y universidades, que fábricas y oficinas públicas y parte del comercio trabajen solo los primeros cuatros días de ese lapso, motiva unas vacaciones colectivas, originando un gran desplazamiento humano hacia ciudades y provincias del país.

Parroquias, retiros, iglesias, campos, balnearios, playas, caminos y carreteras son invadidos por muchedumbres unos buscando descanso, esparcimiento, otros reforzando sus creencias y fe.

La marcha desde las grandes ciudades, cuando no se organiza, trae consigo sucesos lamentables que ha motivado que las autoridades dominicanas se preparen nuevamente y con tiempo anuncien su bien coordinado plan operativo “Unión Santa por tu Seguridad y los Valores 2018”, para asistir a la población que se movilizará en el asueto de la semana santa.

Para prevenir accidentes y ahogamientos en playas y balnearios se contará con el apoyo de más de 43 mil personas entre brigadistas, médicos, policías, y otros colaboradores, 138 ambulancias, 150 unidades de respuesta inmediatas, 13 helicópteros, 42 puestos de grúas, 30 puesto de taller, previamente establecidos además se instalará seis hospitales móviles, y contarán con 33 autobuses de la OMSA.

Es un operativo coordinado y ejecutado por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), con la participación de diversas instituciones y las instrucciones precisas del ciudadano presidente de la Republica, Danilo Medina.

Las autoridades se han preparado para prevenir y actuar en los casos que fuere necesario, corresponde entonces a la población colaborar con las autoridades, asumiendo un comportamiento prudente, guiado por la moderación y el respeto a la vida.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas