Tradición Peledeista

Pantaleón María Arias

Hacer valer la disciplina partidaria

Para José Pantaleón María Arias, uno de los fundadores del Partido de la Liberación Dominicana y miembro de su primer Comité Central, esa organización política tiene que hacer valer la disciplina y que su relanzamiento no está en volver a sus orígenes ni en debilitar al gobierno, sino en trabajar por el bienestar del pueblo dominicano.

“Las instituciones tienen que hacer respetar sus lineamientos a todo el que este dentro de ellas, y si no que se vaya a decir lo que quiera a la sociedad civil”, expuso Pantaleón María Arias.

Entrevistado para la Vanguardia del Pueblo y la multimedia del PLD Arias abogó por el respeto a la disciplina partidaria recordando que al fundar el partido el profesor Juan Bosch tomó como modelo dos disciplinas fuertes como son la iglesia y la milicia.

Juan Bosch decía que un verdadero partido es aquel que tiene un líder nacional que impone respeto y disciplina, al tiempo que inspira confianza.

Refirió que recientemente un sacerdote participó en una marcha política y sus superiores lo desautorizaron públicamente. “Eso es disciplina. Ahí está también el caso del sacerdote que recientemente fue expulsado de su congregación.

Al hablar de la renovación del partido expresa que la solución no está en volver a sus orígenes como han planteado algunos compañeros, sino en adecuar la organización política a los nuevos tiempos.

Apunta que el Partido de la Liberación Dominicana fue una escuela grande de formación política que tenía la educación como estandarte y el Boschismo y sus métodos de trabajo como guías. “El PLD fue una escuela grande, enorme y puede volver a serlo porque tenemos los mejores líderes con capacidad para hacerlo, pero tienen que creer más en los peledeístas”.

En cuanto al cierre de los locales de los comités intermedios del partido expresa que es una de las cosas que más lamenta, puesto que no eran un lujo ni una improvisación, sino la casa de los peledeístas y un templo donde se rendía homenaje al fundador del partido.

“El pasado 30 de junio asistí a La Vega a la conmemoración del 109 natalicio de Juan Bosch y pregunté por el local del partido que estaba frente al parque, y un compañero me dijo que ya no pertenecía a la dirección provincial y que el local no estaba allí; cosa que me dio mucha pena pues en esa ciudad nació el líder”, manifestó con tristeza el veterano dirigente político.

Considera que no hay razón para que desaparezcan los locales de los comités intermedios del partido ya que el PLD está en el gobierno y los dirigentes tienen mayor conciencia política.

Sin embargo, entiende que el partido tiene que reunirse hasta en las casas de los compañeros. “En principio el PLD no tenía locales y nos reuníamos en la casa o patio de algún compañero. El compañero Juan Bosch llegó a asistir al patio de la casa de José Arroyo en Capotillo”.

“Muchos dirán, pero en Estados Unidos no se reúnen, lo que sucede es que allá existe una clase gobernante. Aquí la clase gobernante la tiene que sustituir el Partido hasta que pueda desarrollarse esa clase. En este país lo que hay son muchos pequeños burgueses. Bosch estudió muy bien el comportamiento de la pequeña burguesía”, explicó.

Dijo que el autor de Composición Social Dominicana tenía una visión clara de las cosas que quería y trataba los problemas y los temas partiendo de la composición clasista que tenía el individuo.

El fundador del Comité Intermedio Rafael Fernández Domínguez opina que aunque el partido se ha mantenido existiendo como tal, es necesario que su liderazgo nacional ponga más empeño en su funcionabilidad.

“Para que exista un verdadero partido tiene que haber un líder que sea primero nacional, segundo que imponga disciplina, tercero que tenga ideología y cuarto que posea organización. De no existir entonces el partido vive a la deriva”, manifestó Pantaleón María.

A su criterio, el PLD cuenta con los mejores líderes y la mejor militancia del país, pero requiere de una mayor orientación. “No se dice lo que se va hacer, no hay objetivos claros. De repente hay una discusión fuera de tono porque se aprobó o no se aprobó la Ley de Partidos. No, eso no puede ser, el Partido ha trazado a esta sociedad lineamientos de lo que es una sociedad en desarrollo, ahí está la conformación de las altas cortes, el aporte a la educación, apoyo a la agropecuaria y la construcción de importantes obras, entre otros”.

Revolución

Pantaleón María Arias participó en la Revolución de Abril 1965 y trabajó con el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó. Anteriormente había trabajado como archivista con el general Fausto Caamaño, padre de Francisco Alberto y con Rafael Morillo López era el secretario.

Al nombrar a Francis Caamaño en la Dirección de Radio Patrulla, luego del golpe de Estado en 1964, pasó a ser jefe de la oficina del “Coronel de Abril”. Relata que este era un hombre fuerte, acostumbraba a vestir camisas mangas cortas y que usaba su pistola con la cacha hacia adelante en la parte izquierda.

Allí conoció al coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez a quien definió como una persona muy atenta, detallista y respetuosa. Narra que un día Fernández Domínguez visitó a Caamaño pero como no lo conocía y fue vestido de civil no lo hizo pasar de una vez y además estaba hablando por teléfono. Caamaño que reconoció la voz de Domínguez interrumpió la conversación, salió y le dijo: “ese señor es Rafael Fernández Domínguez cuando el venga aquí hágalo pasar inmediatamente. Le pedí excusas. El coronel Fernández intervino diciéndole: él no es culpable, fui yo que le dije que iba a esperar que tu terminaras de hablar”.

Fruto de ese encuentro y su participación en la Revolución de Abril, cuando Pantaleón pasó a militar en el Partido de la Liberación Dominicana le solicitó al Comité Político que le pusieran el nombre de Rafael Fernández Domínguez al comité intermedio que dirigía.

Pantaleón estuvo preso en el Palacio de la Policía durante la revolución acusado de conspirar en el bando contrario. De ahí lo trasladaron a la cárcel La Victoria. De ese grupo recuerda al destacado forense Sergio Sarita Valdez, quien era enfermero de la Policía en aquel entonces.

Luego de la revolución pasó de nuevo a la institución policial con el rango que tenía anterior a esta. A los pocos meses lo trasladaron a Neiba, según confiesa para tratar de desaparecerlo. Más tarde pide su traslado a Barahona donde solicitó ingreso para la academia donde finalmente se graduó.

Vida partidaria

José Pantaleón María Arias, es uno de los fundadores del Partido de la Liberación Dominicana proveniente del Partido Revolucionario Dominicano. Formó parte de su primer Comité Central propuesto por el profesor Juan Bosch y formaba parte de la Comisión Ejecutiva del PLD en el Distrito Nacional.

Llegó a ser subdirector de la Escuela de Cuadros fundada por el propio Bosch y dirigida en ese entonces por José Joaquín Bidó Medina.
En la actualidad está organizado en el Comité Intermedio Pedro Henríquez Ureña D, en Villa Mella, Santo Domingo Norte.

María Arias estuvo cinco años en la seguridad de Juan Bosch en su residencia y oficina de la César Nicolás Penson. Recuerda que Juan Bosch no quiso seguridad del Estado en su condición de expresidente de la República y prefirió que sus compañeros de partido lo cuidaran.

De esa experiencia relata que Bosch hasta le enseñó a fregar y colocar los platos luego de enjuagarlos y la forma que utilizaba para la siesta con una duración exacta de 15 minutos.

Conoció a Juan Bosch siendo policía en La Vega en 1970 cuando lo mandaron de patrulla. Fue durante una charla que impartió Bosch en el Club Recreativo de la “Ciudad Olímpica”. Al final de la charla fue y lo saludó.

Declara que en una de las conversaciones que tuvo con el escritor y político este le confesó que en las elecciones que calificó de fraude sabía que no podía ganar, pero que el propósito era sacar del país a las tropas norteamericanas.

Sobre la renuncia del PRD dice que Bosch no le dijo a nadie que iba a renunciar y a su juicio se dio una lucha entre lo nuevo y lo viejo. “Los viejos eran los que no querían avances ni tampoco estudiar, y los nuevos éramos nosotros que si queríamos estudiar y seguir las ideas de Juan Bosch.

José Pantaleón es maestro de profesión, graduado en Ciencias Sociales. Vivió durante muchos años en el sector Capotillo donde fundó el Colegió Capotillo y el Club Cultural del mismo nombre. También creo el Liceo homónimo conjuntamente con Alejandro, José Manuel Brito, Bruno María y Samboy, oficializado más tarde por la Secretaría de Educación Bella Artes y Cultos.

En el primer gobierno del Partido de la Liberación Dominicana fue viceministro de Interior y Policía. Tiene una Maestría en Seguridad, Crisis y Emergencias realizada en la Fundación Global Democracia y Desarrollo. En la actualidad esta pensionado como Capitán de la Policía Nacional.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas