Tradición Peledeista

Guillermo Martínez: El PLD no se divide, eso es un cuento

El ex activista nacional y vicesecretario del Partido de la Liberación Dominicana, Guillermo Martínez, sugirió a la alta dirigencia reclutar a los peledeístas que se formaron bajo la estructura de cuadro para enviarlos a los Comités Intermedios, Municipales o Provinciales a dar charlas sobre la disciplina y la metodología que tenía el partido, previo a su apertura, y como se pueden rescatar esos aspectos positivos.

“Hay que comenzar a reeducar a la nueva militancia en el Partido de la Liberación Dominicana ya que la gran mayoría no conoce los Estatutos ni la historia de este Partido, que se fundó con lucha y sacrificio”, expuso Martínez quien además fue chofer, fotógrafo y laboratorista fotográfico en la Casa Nacional del PLD por largos años.

Guillermo Martínez: El PLD no se divide, eso es un cuento

Entrevistado para Vanguardia del Pueblo, el también Regidor del PLD en el Distrito Nacional, consideró que se debe rescatar la educación y adecuarla a los nuevos tiempos como una forma de ir pasando de la cantidad a la calidad.

Describió que el partido tenía una estricta disciplina hasta finales de los 90 y que muchos de esos compañeros todavía gravitan en la organización, y están dispuestos a dar su testimonio a los más jóvenes.

“Cuando llegaba un miembro del Comité Central o un activista nacional a una reunión, los demás miembros y circulistas se ponían de pie. Eso era parte de la disciplina y el reconocimiento al trabajo de esos compañeros”, refirió.

Cuestionado en torno a la situación actual del partido de cara a las próximas elecciones congresuales y municipales de febrero y las presidenciales en mayo del 2020, Martínez dijo que desde que se elija un candidato los peledeístas estarán todos juntos.

Guillermo Martínez: El PLD no se divide, eso es un cuento

“El PLD no se divide, eso es un cuento. Nos dio demasiado lucha llegar al poder, y si el pueblo todavía nos quiere, como lo vamos a dejar perder por diferencias internas, no nos lo perdonaría”, expresó.

Manifestó que no es la primera vez que en el PLD se presentan contradicciones internas, renuncias y expulsiones, pero la organización fundada por Juan Bosch ha seguido adelante. “Este partido es una fuerza, lo que está pasando aquí pasa en la casa de cada uno de nosotros, que nos ponemos guapo y después eso se olvida”.

EN LA CASA NACIONAL

Guillermo Martínez comenzó a trabajar en la Casa Nacional del PLD en 1988 como chofer, previo a una evaluación y prueba del encargado de transporte, Primitivo Moquete y fruto de una comunicación que llegó a su comité intermedio en la que se solicitaba compañeros choferes, que era como se hacía.

Recuerda que llevaba los casetes de video de las actividades del partido a los noticiarios de televisión y los iba a recoger después. “Les maneje a Lidio Cadet, que era el secretario general, a Leonel Fernández, presidente del PLD, Danilo Medina, presidente de la República y a José Joaquín Bidó Medina, entre otros”.

Apunta que como era estudiante de Comunicación Social en la UASD y dio dos materias de fotoperiodismo, se fue enrolando en el Departamento de Prensa con Dionisio Pérez, Odalís Rosado y Luis Vásquez hasta convertirse en fotógrafo y laboratorista.

Confiesa que todo ese proceso formativo y el roce con la alta dirigencia del Partido de la Liberación Dominicana lo convirtieron en una persona más disciplinada y apegada a los valores y buenas costumbres. “Doy gracias a mi partido, que si hoy soy alguien se lo debo a Dios y a él”.

VISITA DE DON JUAN

Al contar algunas de las anécdotas con el profesor Juan Bosch narró que una tarde lluviosa, como a las 4: 00 de la tarde, se apareció a la Casa Nacional por la entrada principal que está frente a la avenida Independencia. “Cuando Don Juan entra y ve todas las luces prendidas dice: -y que es lo que pasa aquí que todas esas luces están encendidas, y las apagó una a una, y después agregó –eso no puede ser, si es de día no hay necesidad de tener luces prendidas, eso aumenta el consumo y entonces la facturación sube”.

Añade que eso motivó una circular del secretario general de entonces Lidio Cadet, en la que instruía apagar las luces sino requerían estar prendidas así como algunos equipos que no se estuvieran usando.

LECCIONES DE FOTOGRAFÍAS

Dijo que el profesor Juan Bosch corregía todos los artículos que se publicaban en Vanguardia del Pueblo y seleccionaba todas las fotografías que salían en el vocero escrito del PLD.

Contó que Juan Bosch les dio hasta lecciones de fotografía. “En un homenaje que le hicieron en el Palacio Nacional en 1990, Dionisio Pérez y yo, que fuimos a cubrir esa actividad, nos subimos alto en las escalinatas, y cuando Don Juan iba entrando y nos vio cámara en mano enfocándolo, nos hizo seña que nos detuviéramos y nos dijo: -aguántense ahí, así no se tira la foto, se toma de abajo para arriba porque si me la tiran de arriba para abajo yo salgo un enano”. (Aludía a que el ángulo picado además de empequeñecer al hombre da la sensación psicológica de impotencia).

Resaltó que Bosch siempre estuvo consciente de la importancia de los medios de comunicación, y que por ello cuando llegaba a una actividad lo primero que hacía era mirar a ver si estaban presentes los periodistas y fotógrafos de Vanguardia del Pueblo.

VIDA PARTIDARIA

Guillermo Martínez Montero nació en el municipio de Vallejuelo, provincia San Juan de la Maguana. Graduado en Ciencias de la Comunicación Social en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y con estudios técnicos en publicidad, diseño gráfico, laboratorio fotográfico y marketing político.

En el año 1978 se inicia en el Partido de la Liberación Dominicana como circulista, en el Comité Intermedio Enriquillo, previó a la etapa de cetepeísta.

Desde el año 1983 hasta el 1987 forma parte de la dirección media del Enriquillo, retornando de nuevo en el 1997 como dirigente medio, pero en esta ocasión en el Comité Intermedio Julio Méndez A hasta el año 1999.

Fue activista nacional y vicesecretario de la Secretaría de Asuntos Populares del Partido de la Liberación Dominicana. Chofer, fotógrafo y laboratorista de Vanguardia del Pueblo.

En el año 2006 sale electo Regidor por la Circunscripción Electoral 1 del Distrito Nacional. En el 2010 quedó como suplemente del regidor Gabriel Castro, al que sustituye en el 2012 cuando el presidente Danilo Medina nombró a Castro en la Superintendencia de Valores.

En esas funciones llega al 2016, hace su campaña y sale nuevamente electo, siendo el candidato a regidor más votado y el único con varios periodos que repitió.

En la actualidad pertenece al Comité Intermedio Julio Méndez A. Es de los pocos intermedios que tienen local y no tan solo eso, sino que se reúnen y hacen actividades. Está ubicado en la calle Alberto Defilló esquina Olof Palme. Su presidente es Agustín Almonte.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas