Editorial

Somos promotores del entendimiento y de soluciones pacíficas

En una columna de bromas periodísticas de uno de los medios impresos de nuestro país se puso en duda el papel que ha de asumir República Dominicana a partir del 2019, año en el que ocupará un escaño en el influyente Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

Poniendo en duda el rol que pudiéramos desempeñar como miembro no permanente del acreditado grupo de países se dijo que está más claro que el agua que iríamos allí a “levantar la mano por las posiciones de E.U.”.

La postura sumisa, que adelanta el diario tendríamos allí, el Presidente Danilo Medina, en el discurso que pronunció en el Septuagésimo Tercer Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, se encargó de despejar.

En un lenguaje claro, sincero, dijo que iremos al Consejo de Seguridad de la ONU a aportar una voz latinoamericana y caribeña y promover el diálogo, el entendimiento y la búsqueda de soluciones pacíficas.

Proclamó ante las delegaciones presentes que promoverá el acercamiento entre los pueblos a través de la mediación y el diálogo democrático, abriendo espacios hacia un futuro de paz compartida.

Los postulados que guiarán al accionar de República Dominicana, un país amante de la paz, que trabaja denodadamente por el progreso, que ha sufrido en carne propia los horrores de la guerra y de las invasiones armadas y hasta pacifica, han sido trazados por el Jefe del Estado en el escenario de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, y en República Dominicana nos identificamos con ellos.

“Desde ya, nos comprometemos a hacer valer, tanto en el Consejo de Seguridad como en esta Asamblea, los mismos principios inquebrantables que nos guían como nación”, dijo el Presidente, afirmación que dejó demostrada en el discurso pronunciado, centrando su intervención en lo que calificó como las principales amenazas a la estabilidad y la seguridad mundial: el cambio climático, el narcotráfico y el crimen organizado, que por su complejidad y su alcance global forman parte de los principales retos que enfrenta la humanidad.

Enumerando estos flagelos que azotan al mundo y sugiriendo fórmulas para enfrentarlos de forma mancomunada, el Presidente Danilo Medina demandó de los países más desarrollados y con más capacidad de consumo que desplieguen más recursos, cooperación y voluntad política. Es ahí donde estriba la clave para vencer la hostilidad de esos males los que se manifiestan como especie de monstruo o fieras indomables.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas