Editorial

Atender su cartón para que no se le pase la mano

El pasado día 8 de octubre el Banco Central dio a conocer los resultados preliminares del comportamiento de la actividad económica correspondiente al período enero-agosto de 2019, según se explicó, con el interés de mantener debidamente edificados a los agentes económicos y al público en general.

En dicho informe el indicador mensual de actividad económica (IMAE) muestra un crecimiento de 4.8 % en el mes de agosto de 2019, manteniéndose la expansión acumulada promedio del periodo enero-agosto 2019 en 4.7 %, lo que refleja, según explica el BCRD, que la economía dominicana ha reaccionado favorablemente a las medidas de flexibilización monetaria implementadas a partir de junio del presente año, conforme a lo esperado.

Es el mismo Banco que expone que el apreciado desempeño de la economía dominicana ha sido alcanzado en un entorno internacional desfavorable, citando problemas geopolíticos, guerras comerciales entre las principales economías del mundo y la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit). Asimismo, han incidido factores de incertidumbre en el ámbito doméstico, propios de un proceso pre-electoral, que han afectado las expectativas de los agentes económicos.

En el contexto explicado por la entidad monetaria y financiera encontramos noticias como la que por tercer mes consecutivo, el flujo de llegada de turistas extranjeros refleja un decrecimiento, llegando a caer en una tasa interanual acumulativa de 2.8% para el periodo enero septiembre de 2019.

Y recordamos entonces que la economía dominicana crece básicamente en función del sector turismo, y si esa actividad se ve afectada, impacta de forma negativa en la economía y la tasa de cambio podría colocarse en cifras inimaginables.

En ese sentido trae a preocupación el precio del dólar, un tema muy comentado en los círculos sociales y económicos en los últimos días. Se conoce, porque las propias autoridades lo explican constantemente, que el comportamiento del dólar tiene diferentes variables que lo impactan, algunas manejables localmente, pero otras no, ya que dependen de geopolítica, como el caso de la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Harán cosas de días, un dirigente del comercio se lamentó que la situación económica del país esté en un estado de entumecimiento, producto de los conflictos políticos que se han generado en las últimas semanas.

Coincidimos con el Banco Central en apreciar como notable el desempeño de la economía, no obstante estimar una reducción en el ritmo de crecimiento y una baja de sus proyecciones, que debe llevar a las autoridades nacionales a recurrir a la sentencia popular de “Atender su cartón para que no se le pase la mano” queriendo esto decir que las responsabilidades, por más mínimas que sean, requieren de atención y seguimiento permanente a los fines de que concluyan con éxito.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas