Editorial

Dignificando a la gente

Las expresiones de alegría de sus usuarios, las revelaciones de lo que el medio de transporte significa para la economía particular, salud, higiene y seguridad, confirman que es una obra que dignifica la vida de la gente.

Al día siguiente del acto de puesta en funcionamiento de la línea 2 B del Metro de Santo Domingo los beneficiarios destacaron sus bondades, significando la comodidad que representa, que llegarían a tiempo a sus lugares de trabajo o de estudio y ya no tendrían que enfrentar los grandes congestionamientos del tránsito.

Es una obra apreciada por la población, que por encima de debates y contradicciones del quehacer político, pone en primer plano como ejemplo de realizaciones en las gestiones de gobiernos peledeístas en las que los recursos recaudados se invierten para mejorar los niveles de vida de la población.

El Presidente Danilo Medina en unas palabras improvisadas en el acto de puesta en funcionamiento del tren dijo que se empeñó en llevar el Metro al municipio Santo Domingo Este para honrar un compromiso con el fenecido alcalde Juan de los Santos y porque además se comprometió, en una primera campaña electoral, a continuar lo que estaba bien.

Explicando que el Metro de Santo Domingo es un proyecto de la gestión del Presidente Leonel Fernández, reconoció los beneficios de la obra y por eso ha continuado lo que ésta bien.

La inaugurada, una obra compuesta por cuatro estaciones, con una longitud de 3.6 kilómetros, que se recorre en un tiempo de siete a ocho minutos. La extensión de este sistema de transporte beneficiará a una población de más de 850 mil habitantes, especialmente del municipio Santo Domingo Este y tiene capacidad para transportar unos 150,000 pasajeros diarios.

Al habilitar esta nueva extensión del Metro de Santo Domingo es una evidencia de que se da continuidad a las obras del Estado y se prosigue en la labor transformación del sector transporte para volverlo más digno, eficiente, seguro y económico a la ciudadanía.

Son los propios pasajeros, en su mayoría del quintil de los que menos pueden, que confirman que la obra vendría a mejorar sustancialmente su particular economía.

Sin duda alguna la nueva línea de trenes en superficie y en el subsuelo, que conecta la ciudad capital con el más extenso y poblado municipio del país, es obra que dignifica.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas