Editorial

Alegría y júbilo como resultado de una decisión consensuada

En las explicaciones de los dirigentes del Partido de la Liberación Dominica al finalizar la histórica reunión del Comité Central del pasado sábado, se ofrecen las razones por las cuales el regocijo predomina en la familia peledeísta y en el pueblo dominicano.

Una decisión adoptada por la mayoría absoluta de los 560 miembros de ese organismo de dirección partidaria, de los 607 convocados, demostrando así disciplina y entrega a la causa que han abrazado, reafirma el carácter de principio de la unidad partidaria.

Contrario a los sombríos pronósticos, nuevamente el PLD ofrece muestra de madurez y desarrollo político, adopta, como ha sido la tradición, una decisión por consenso.

Con la adopción de la modalidad de elecciones primarias y simultáneas usando el padrón general de la Junta Central Electoral, conformar una comisión para adecuar sus Estatutos a la recién promulgada Ley de Partidos y convocar a la Asamblea de Delegados para ratificar las modificaciones estatutarias que se sugieran, queda confirmado que la cordura y prudencia son factores predominantes en la dirigencia partidaria, señal clara de la prevalencia de la unidad, que tantos triunfos ha dado al partido morado de la estrella amarilla.

Se tiene claro la existencia de la diversidad de criterios y corrientes de pensamientos a lo interno de la organización, con una larga tradición de discusiones y debates hasta llegar al entendimiento razonado.

Conciencia plena se tiene que una fisura interna se reflejaría negativamente en la sociedad, en sus instituciones y hasta llegaría afectar la estabilidad macroeconómica, por lo que siempre se procuran soluciones armoniosas a las diferencias de criterios.

El diálogo respetuoso ha dado como resultado un consenso sobre tres puntos: aprobar la modalidad de las votaciones para escoger los candidatos y candidatas, acorde al mandato de la Ley de Partidos y para cumplir con una resolución de la Junta Central Electoral, adecuar los Estatutos a la nueva ley y convocar a la Asamblea de Delegados, que es el equivalente a la plenaria de dirigentes del Congreso Nacional del Partido, para asentar las sugeridas modificaciones.

Sin titubeo alguno se ha adoptado una decisión que viene a fortalecer la unidad del Partido de la Liberación Dominicana y por consiguiente sus condiciones para afrontar los nuevos retos y desafíos que constituyen las complejas elecciones del año 2020.

Vanguardia del Pueblo extiende una felicitación a los miembros del Comité Político y del Comité Central, a los dirigentes e integrantes del PLD por el esfuerzo desplegado que fructificará en el acuerdo aprobado por el Comité Central el 27 de octubre, día en que el espíritu de cuerpo y la determinación unitaria puso a rodar los tétricos pronósticos de opositores y sus acólitos. El entendimiento, la búsqueda de acuerdos es práctica que no debe perecer en el partido concebido y organizado por el Profesor Juan Bosch.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas