Editorial

Revitalización y dinamismo en el PLD

Dos reuniones del Comité Político en una semana, una productiva reunión del Comité Central, una Asamblea Nacional de Dirigentes y decenas de asambleas municipales y provinciales el pasado fin de semana dejan demostrado que el Partido de la Liberación Dominicana transita por una fase de revitalización y dinamismo.

En principio ese impulso corresponde a la dirección política, pero es desde esas instancias de donde se ha dado la señal del despegue, similar a las competencias de atletismo en la que los deportistas esperan el disparo de inicio, el llamado pistoletazo de salida.

Las asambleas de orientación y solución a temas concernientes a la organización del pasado fin de semana, sin duda alguna normalizarán la situación partidaria, recomponiendo lo que existe y preparándonos para la campaña electoral.

La situación posterior a las primarias y la existencia de nuevas leyes obligan a que se trabaje con tiempo estos detalles para adoptar acciones y posiciones políticas.

Sin que se pierda tiempo debe el Partido de la Liberación Dominicana, impulsado por su dirección, hacer un levantamiento de la estructura partidaria, para determinar con quien y cuantos se cuenta, completar la estructura partidaria en los lugares que se requiera, siempre apegado a los reglamentos existentes.

Necesariamente se deben revitalizar los locales del Partido, que vuelvan a ser los espacios para los foros, las reuniones de los organismos y los lugares desde donde se sirva a la comunidad.

Como se ha dicho en otras ocasiones, el PLD ha salido airoso de todas las situaciones crisis que ha experimentado a lo largo de su existencia; y lo ha hecho escuchando, siendo receptivo, actuando con inteligencia en caso de hostilidades o desinterés por la militancia.

Los casi dos millones de votantes a favor del PLD en las elecciones primarias del 6 de octubre, confirman al partido morado de la estrella amarilla como la principal fuerza política del país. Esa inclinación de los electores es un asunto de sentimiento hacia una organización política que nació y se desarrolló bajo un concepto ideológico, que permitió se dirigiera por normas y métodos.

Desde una activa dirección política del Partido de la Liberación Dominicana ha sonado el clarín que indica a miembros, militantes y dirigentes a reorganizar las estructuras, prepararse e incorporarse en plenitud a la Campaña Electoral.

Con un nuevo rostro vamos para la calle a renovar el compromiso con el pueblo por una mejor nación.

Noticias Relacionadas